EPANADIPLOSIS

Libros – Notas – Comentarios

APORÍA Y CREACIÓN, por Julio Bepré

Henri Bergson

No existen razones valederas para enjuiciar la interacción que se produce entre las funciones superiores del espíritu, las cuales derivan en un conjunto de ideas y valores que conforman la cultura de una sociedad en un momento preciso. Y es la realidad toda la que da potencia, contenido y dirección a dicha imbricación; se relacionan así el arte, la ciencia, la filosofía y la religión, aportando los enlaces que de hecho se producen en cada una de estas actividades. Se trata entonces de advertir propicias relaciones y no, por cierto, cómodas síntesis o falsas identificaciones. Contando con la fiabilidad que resulta de saber que el hombre es tal por su lenguaje articulado, y éste una condición implícita en aquel, podemos, por ejemplo, distinguir la diferencia existente entre un desarrollo literario y otro científico, advirtiendo además las distancias respecto de las modalidades propias del lenguaje común, que sólo procura la satisfacción de necesidades inmediatas por medio de un mero despliegue práctico y repetitivo de usos, locuciones y modos. Respecto a las actividades superiores del espíritu, cabe destacar que ellas son consecuencia de innúmeras vivencias, atisbos, intentos y también rectificaciones que a la postre posibilitarán resultados valiosos en sí mismos aunque –quizá más en lo artístico y científico– provisionales y aproximativos en sus alcances ¿Existió acaso una obra de arte, un descubrimiento o una elaboración científica que pueda haberse calificado como un logro de méritos y secuencias definitivos? ¡Cuán diferente resulta en su formulación y conclusiones la física newtoniana de la actual! ¿No ha debido la teología y la misma metafísica receptar en los actuales tiempos las aportaciones provenientes, por ejemplo, de la astrofísica o de la ingeniería biológica? ¿No ha sido necesario admitir casi por sentido común que los contenidos bíblicos no importan secuencias enteramente fácticas, sino que los mismos son una utilización de mitos y géneros expresivos de los que se ha valido el autor para exponer llamamientos inspirados y con la sola y alta intención de expresar la relación trascendente que existe entre la persona y su Creador?

Aldus Huxley

El conocimiento es un resultado de las aportaciones provenientes de la realidad interior o exterior que circunda al hombre y que a éste le es dable receptar, lo cual se desarrollará en medio de inveteradas disociaciones como lo fueron en el desarrollo del pensamiento aquellos conceptos revestidos de bipolaridad como el cuerpo y el alma, la sensibilidad y la razón, el valor o el disvalor… (1). Afirmó Bergson que el quehacer humano, en definitiva, instala en la diversidad que se le presenta un orden mayor o menor, siempre saneable porque proviene precisamente de él mismo. (2). En cuanto al arte cabe igualmente expresar que su historia da cuenta de vaivenes periódicos en sus contenidos y derivaciones: de una pintura casi exclusivamente “representativa”, se llega a concreciones que sorprenden por sus connotaciones: piénsese, como significativo modelo, en el Guernica de Picasso; piénsese en la admisión de esa “alquimia” de las palabras pregonada por Rimbaud, y no una reiterada acotación a situaciones tratadas -aunque sin desconocer aciertos- mediante canónicas e imperativas destrezas compositivas. Porque en la lírica actual no se busca tanto la incidencia poética en la persona del autor, sino precisamente en una sostenida operación sobre la creación misma. Y en la narrativa se ha prescindido en buena medida del acontecimiento y de los seductores e imprevistos desenlaces para acoger, como lo sostuvo Borges, apenas la espera del asombro. Pareciera que son distintas y hasta opuestas las buscas poéticas de aquellas científicas, pero ambas tienen de común que requieren una eficacia que actúe al menos sobre el presente. Es que, en definitiva, todo acto libre implica la existencia de una iniciativa y un proceso eminentemente creadores, e investir la calidad de creador exige utilizar lo que otros ya lograron y tienen a su disposición, pero trascendiéndolo con nuevas derivaciones y posibilidades. Se trata de una capacidad dirigida a sortear las reglas y amojonamientos existentes para seguir a un llamamiento interior. Pero cuando se avanza tentando en un impulso irrefrenable para lograr una significación, no existen normas que nos aseguren el camino por el cual se debe andar (3). Volviendo a la esencia “linguístca” del hombre conviene que reiteremos que la poesía es un apartamiento de la rémora espiritual y expresiva que acrece y limita a la sociedad y al individuo, y este transgresivo proceder puede ser más o menos claro u oscuro, pero nunca podrá carecer de significación actual y ulterior. Agregado a esto cabe también resaltar que los mecanismos del placer y aprehensión estéticos son procesos psico-espirituales todavía no suficientemente esclarecidos.

Claude Tresmontant

Y conste que el apartamiento apuntado debe sostenerse cualitativamente y considerase extraño a toda intención cuantitativa. Respecto al grado de claridad de tal apartamiento, no debe olvidarse que el acceso a un texto poético es posible que se realice empañado por prejuicios o por una deficiente lectura; será entonces conveniente recurrir a una insistencia que vincule lo racional con la posibilidad sensible y emocional de quien intenta incorporarlo a su persona. Y por ello no siempre la inaccesibilidad de un texto es culpa del mismo sino de alguna falencia extraña, no pudiendo entonces imputarse con ligereza deficiencias en su calidad, lo cual también corresponde admitir respecto a un escrito científico. Así como existe una educación musical del oído, por ejemplo, es dable pretender lo mismo para la intelección poética. Lo valioso implica un camino previo y ascendente. Finalmente las diversas obras humanas acabarán sometidas al cedazo radical e inevitable que impone el tiempo. Parece que hoy como nunca se ha podido alcanzar un allegamiento hondo con la realidad y, a su vez, nunca la cultura estuvo tan urgida para enervar la banalidad evidente que ofrece el mundo actual por la ausencia manifiesta de una ética en las aplicaciones de la tecnología, además de aquellas incidencias criticables de los medios masivos de comunicación, y de la inequidad impuesta por un capital deshumanizado, cuando no el arbitrio que vulnera los valores más básicos atinentes a la dignidad humana. Nos place concluir con una reflexión de Aldous Huxley: El pensamiento es torpe: la materia inconcebiblemente sutil. Las palabras son pocas y sólo pueden ordenarse en ciertos modos convencionalmente fijos; el contrapunto de acontecimientos únicos es infinitamente amplio, y su sucesión infinitamente prolongada. Por la mera naturaleza de las cosas, es imposible que el lenguaje purificado de la ciencia o aun el más finamente purificado lenguaje de la literatura, puedan adecuarse a la inmediatez del mundo y de nuestra experiencia. Aceptemos de buen grado el hecho, y avancemos juntos, los hombres de letras y los de ciencia, cada vez más lejos, hacia las regiones de los desconocido, cada vez más amplias (4). 

Julio Bepré

   Julio Bepré

(1) Ciencia del universo y problemas metafísicos, Claude Tresmontant, Herder , Barcelona, 1978.

(2) Pensamiento y movimiento, Henry Bergson, Aguilar, Madrid, 1963.

(3) Libertad, creatividad y descubrimiento científico, Ernan MacMullin, en La Libertad y el hombre, Paidos, Buenos Aires, 1965.

(4) Literatura y ciencia, Aldous Huxley, Sudamericana, 1979.

Anuncios

20 julio 2011 - Posted by | ALDUS HUXLEY, CLAUDE TRESMONTANT, ERMAN MACMULLIN, HENRI BERGSON, JULIO BEPRÉ | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: