EPANADIPLOSIS

Libros – Notas – Comentarios

CORREO DE LECTORES: Cortázar en la mira (Revista Ñ – 21/9/2013)

Graciela Maturo

Graciela Maturo

Con creciente asombro he leído la columna que firma Gonzalo Garcés en la revista Ñ, del sábado 21 de septiembre pasado, titulada ¡Que vuelva Durrell! Escudado en el autor británico, a quien también menosprecia, el columnista despliega, con notable soberbia, una clara diatriba contra el autor de Rayuela , diatriba que, de paso, se extiende al “ya desacreditado” Ernesto Sábato, pretendiendo borrar de un solo plumazo a dos grandes figuras de la cultura nacional. Ya habíamos escuchado- en alguna reunión, en algún congreso de estos últimos años- insinuadas o francas desvalorizaciones de Cortázar, de cuya obra Rayuela se está conmemorando el medio siglo, y cuyo centenario será el 2014. (El propio periodista de Ñ confiesa haber suscripto, más por obligación que por placer, sus 2000 palabras sobre el libro). Incluso llegó decirse – y no recuerdo quién es el crítico que suscribió la frase- que Cortázar cultivaba “el mito burgués del artista”.
Esos rumores tendían a establecer que Julio Cortázar era sin duda un gran cuentista, y como tal debería ser recordado. Buena manera de congelar a un autor en lo que el poeta Juan Larrea llamó “los santos claustros de la Literatura”, una de las “turas” denostadas por Cortázar. No porque en el cuento no exista un pensamiento, sino porque en él se da el pensamiento elaborado y como encriptado a través de una ficción. Convenía pues olvidar sus novelas, declararlas anacrónicas, aburridas y carentes de humor, como lo hace Garcés en esta oportunidad.
Resulta de fácil mecanicismo afirmar como allí se hace que Cortázar se ha inspirado, para escribir su libro emblemático, en El cuarteto de Alejandría , basándose en que esta obra empieza a publicarse en 1957 (no se precisa si en su idioma o en la traducción castellana) y en 1958 se habría iniciado la escritura de Rayuela. Se dice por otra parte que el autor ha mencionado a Durrell , omitiéndose que ha nombrado a gran número de autores occidentales y orientales, ya fueran contemporáneos o no. Además, aduce el informado columnista, en ambas obras dialogan intelectuales que sustentan distintas ideas y provenencias. ¡Como si no hubiese existido en la Argentina la tradición de la causerie, impulsada por Lucio V. Mansilla, y la novela Adán Buenosayres, solitariamente valorada por Cortázar en su memorable reseña del 49, en la revista Realidad! Es lástima que Garcés no lo haya recordado, porque hubiera podido añadir otro autor a su galería de rechazos. Nada digamos de la tradición del diálogo, inaugurada por Platón y proseguida por el humanismo en vasto tramo que tornaba innecesario acudir al autor del Cuarteto.

Rayuela

Rayuela

Pero los escritores argentinos de aquel momento vienen a mostrar una inocultable cholulez, al producirse, ante Durrell, la incondicional admiración de Sábato y la irreprimible imitación de Cortázar.
Hay otros hallazgos dignos de consideración en este breve y despectivo escrito. Los personajes creados por estos autores han girado alrededor de una pregunta adolescente: ¿cómo llegar a ser? En efecto, sería hora ya de terminar con esa inmadura y obsoleta interrogación, reformulada desde Heráclito a Heidegger, y desde Píndaro a Rilke, Hesse, Thomas Mann, Carpentier, Lezama, Marechal, Sábato y Cortázar.
Para concluir, me gustaría conocer algo más de la obra literaria o crítica del autor de estas opiniones.

                                                                  por Graciela Maturo

Anuncios

24 septiembre 2013 - Posted by | ERNESTO SABATO, GRACIELA MATURO, JULIO CORTAZAR | , , ,

5 comentarios »

  1. Garcés no llega a Silingo.

    Excelente, Graciela. Lo único anacrónico es el crítico con su criterio de realismo y de literalidad por debajo del nivel más bajo del proceso de comunicación. Dianoéticamente carece de existencia, ni razona ni intuye intelectualmente, imita a otros imitadores que compiten en denigran y rebajar a aquellos que los confrontaron con sus condicionamientos de una cultura de cocina, una erudición de tapas y contratapas; éticamente es un irrespetuoso porque respetar es volver a mirar, mas éste es incapaz de ir allende del primer nivel de decodificación: El literal ( histórico, sociológico, temático, psicológico, existencialista, político, etc.) Es uno más de los tantos esbirrios, que ignorando y odiando porque los atisban pero son incapaces de asumirlos, ningunean no sólo a un autor sino a los niveles analógicos y anagógicos. Precisamente respetar es volver a mirar, y no lo hacen por impotencian; carecen de perspicacia ( no pueden mirar allende) y les sobra suspicacia ( mirar por debajo) Si Heidegger postuló que el científico es incapaz de pensar ¿qué queda para estos homunculares pavos reales del snobismo?

    Este Gonzalo Garces supera a los homúnculos que disertan sobre los problemas psiquiátricos de Cortázar( te juro que eso le machacan desde el 2009 a los planes trabajar y análogos en cursos y seminarios y talleres para esa platea cautiva). Pondera el HUMOR de DURRELL porque él carece de humor, y sólo puede reconocer el falso y le está vedado el de CORTÁZAR. Es una mente cerrada como culo de botella, casi un ágrafo que no sobrepasa el nivel más bajo de decodificación literal.

    Además no ha formulado ninguna tesis, sólo meras opiniones, ya que ni argumenta ni ejemplifica realmente.

    Mario César Ingénito.

    Inspirado por el comentario de TIME-IS-TIME juzgo al juzgador en términos de redacción y criterio.

    Redacción.

    Oscar Wilde, entre tantísimos otros y para todo tipo de redacción consideraba al pronombre un pleonasmo narcisista de mal redactor (¡Y éso que en inglés satisfacer dicho objetivo es imposible!) Pero “yo mismo” está en “entregué”.¿Qué se puede esperar de alguien comienza su redacción con dos pleonasmos ( el segundo es enfático)?
    Y siguen las redundancias: “novela” ya está más que implícita en “otra novela”

    Y el colmo es “incestuosa” que ya está más que implícita en “hermana”

    Dejemos de lado las anfractuosidades y otros vicios de la lengua en que incurre, vamos a los criterios.

    Criterio.

    Acepta lo iniciático y luego lo postula como “esas cosas ” que “se volvieron insoportables”. Tomado al pie de la letra reconoce la incapacidad, la impotencia para lo iniciático. Aunque lo que está confesando es que pertenece a la raza de lectores hembras que quieren novedades, distracción. De algún modo CORTÁZAR sigue siendo un UPAGURÚ y como lo indica la etimología sánscrita, muy PESADO para estos lectores LEVES.

    Mario Ingénito.

    Su Abella Este Gonzalo Garcés, personaje farsesco, es la versión de cabotaje, lavada por el Proceso y su educación sentimental (jajaja) y lecturas de aeropuertos, de “Las afinidades electivas” de Goethe.Tan farsesco que hasta copia en versión Scilingo aunque de jardinería de balcón, las mismas motivaciones de Goethe.

    Comentario por ingeneratus33mario césar ingénito | 25 septiembre 2013 | Responder

  2. TIME-IS-TIME (Luis Machado)
    Permita, amigo Mario, reiterar el comentario de Facebook para este tema:

    ¿Qué queda para estos homunculares pavos reales del snobismo?

    Nada… pobres, solamente esgrimir el menoscabo y el desprecio hacia el “constructor.”
    Se quedan solamente con la petulante soberbia de creer que pueden (aunque nunca hayan sostenido un ladrillo entre sus manos) derribar una pirámide; y en cierta medida lo logran, pero solamente dentro de sí mismos… pobres.

    Comentario por Mario César Ingénito | 25 septiembre 2013 | Responder

  3. Tal cual, Su Abella, Goethe estuvo dos años dramatizando su suicidio: antes de dormirse se entregaba a todo tipo de simulacros, y redactó LAS CUITAS DEL JOVEN WERTHER para no suicidarse. Lo hicieron bastantes lectores STRURM UND DRANG.

    Comentario por mario césar ingénito | 25 septiembre 2013 | Responder

  4. Leticia Bargo: Este Gonzalo Garcés, personaje farsesco, es la versión de cabotaje, lavada por el Proceso y su educación sentimental (jajaja) y lecturas de aeropuertos, de “Werther” de Goethe. Tan farsesco que hasta copia en versión Scilingo, aunque de jardinería de balcón, las mismas motivaciones de Goethe.

    Marcos Vazquez Artundo · Amigo(a) de Su Abella
    El autodenominado Garcés no es más ni otro que Dolina. Que se puede esperar de un puestista “cultural” consuetudinario de cuanto peronismo saborizado hemos vivido.

    Leticia Bargo : Lo de Dolina, un hallazgo.jajajajajaja Es cierto, Marcos, nada se puede esperar de estos kioskeros de la solapa con nombres de fantasías al mejor postor y en vereda de sol por ser reumáticos deformantes crónicos.

    Comentario por Mario César Ingénito | 25 septiembre 2013 | Responder

  5. Ricardo Iribarren Escritor Querido Mario César Ingénito: Gracias por el envío del original. Lo leí varias veces. Realmente es para pensar. Creo que en cuanto a Cortázar, el autor no ve el alcance de la novela ni sus valores. Es cierto que tiene influencia de Durrell así como de la poesía concreta bizantina, la cual inspira la técnica de navegar por los capítulos, pero el producto, el resultado, es algo diferente a sus influencias, tanto que ha marcado una generación. En el casode Sábato, si bien no es santo de mi devoción, reconozco que “Sobre héroes y tumbas” también lo hizo en su momento. Marcó la generación nuestra a muchos de los cuales se aniquiló en la guerra sucia. Esto no le quita valor a Durrell, por supuesto. El “Cuarteto” fue la novela que siempre quise escribir.

    En lo que hace a Cortázar, queda de por medio tu concepción acerca de sus vínculos con lo iniciático, lo que en algún momento podrías compilar en un jugoso y atractivo ensayo. Un fuerte abrazo y todo mi afecto para la querida Margarita a quien aún no llaman “Margot”

    Comentario por ingeneratus33mario césar ingénito | 28 septiembre 2013 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: