EPANADIPLOSIS

Libros – Notas – Comentarios

MARIO TREJO por AMADEO GRAVINO

Mario Trejo y su libro El uso de la palabrA

 

Mario Trejo

Mario Trejo

En una nota publicada por una revista literaria española ha dicho con lucidez nuestro compatriota Adrián Desiderato, respecto a la poesía escrita en nuestra lengua en los años 60: La poesía de esa década tan rica en cambios significativos para el mundo, se caracterizó por una popularización del decir poético, en cuanto ella se sintió responsable de su cotidianidad, su contemporaneidad y de los grandes llamados de la historia.

 

Asimismo, y según múltiples ejemplos que avalan la opinión de los más destacados estudiosos de la historia de la poesía latinoamericana: A mediados de los años 60, con la edición del libro El uso de la palabra (Casa de las Américas, Colección Concurso, La Habana, Cuba, 1964), perteneciente al poeta argentino Mario Trejo, nacido en 1926, se produce un vertiginoso cambio de estética dentro del panorama de la poesía latinoamericana contemporánea: cambio determinado por una superación de la estética prevanguardista que venía prevaleciendo en la poesía escrita y publicada en nuestra lengua hasta entonces. Para Saúl Yurkiévich: Desde la publicación del libro El uso de la palabra de Mario Trejo en adelante, se inscribe entre los poetas americanos que se expresan en lengua española, un ámbito poético que por ser cosmopolita no resulta menos latinoamericano.

En efecto, y para decirlo con nuestras propias palabras, desde la aparición del libro de Trejo, se hace notable que los más inspirados poetas latinoamericanos de entonces, dejan de lado la influencia que venía ejerciendo sobre ellos la obra de Pablo Neruda y pasan a proponer la estética perteneciente a César Vallejo como el paradigma válido para sus obras. Veamos el fragmento de un poema del libro de Trejo del que nos estamos ocupando, y que lo manifiesta expresamente:

 

César Vallejo/ danos tu violencia/ tu cresta histórica/ tus manotones célebres/ tus a tientas con tanta puntería/ tus formidables que te sobreviven

Mario Trejo - El uso de la palabra

Mario Trejo – El uso de la palabra

 

 

Por ello, podemos decir que fue a partir de la aparición de la edición original de El uso de la palabra, libro ganador del Premio Casa de las Américas 1964, que la poesía latinoamericana escrita en nuestra lengua pasó a ser una temporalidad conflictiva; que fue desde entonces que ella pasó a ser una pugna con y por el lenguaje: “una obstinación de años y distancias”, “una tensión entre los muertos y las profecías”, para decirlo con dos versos de Trejo.

 

Para el lector de nuestros poetas de entonces, resulta evidente que ya a partir de mediados de los años 50, también los poetas latinoamericanos, los que no habían sufrido los efectos de la posguerra, fueron cayendo en un gran agujero existencial al igual que los poetas de otros lugares del mundo tan afectados por la contienda; por lo que a ellos también el mundo se les volvió confuso, difuso, vacilante, inhabitable; y la vida se les tornó una paulatina anulación, un verdadero combate contra la desesperanza, la náusea y la nada; combate al que nuestros poetas se plegaron armados sólo con las armas del idealismo romántico, con la creencia en los poderes de la poesía. Y digamos, de paso, que en forma especial para Trejo, ella, esta cenicienta, la poesía, siempre siguió -y sigue siendo- un ansia de absoluto; un ansia de purificación; un ansia de holocausto en las hogueras de la vitalidad o en el enajenamiento liberador, en el naufragio, la disolución o la regresión al caos primigenio.

 

Y ante esa realidad, a Mario Trejo, como a otros artistas de nuestro continente de esos años, sólo se le presentó una salida válida: la revolución: y así lo dice él en otro de los poemas del libro que re-visamos:

 

América mía dame tus quejidos/ Revolución dame tus latidos/ No importa que los años se gasten/ y me gasten/ Hombre usado/ Poeta adicto/ al tiempo que fabrico/ tiempo que a otros servirá/ El poeta y yo/ viviremos siempre a la intemperie

 

Además, en el apartado de la obra que reúne poemas de inspiración política, vemos que Mario Trejo abandona las metáforas deslumbrantes y los ensambles de corte surrealista propios de cierta poesía escrita en los años 50, para adoptar una expresión directa y coloquial, distintiva de las nuevas corrientes expresivas que han de prevalecer en la poesía escrita en nuestro continente. Por lo que podemos decir junto con un gran conocedor de la poesía de Trejo como Alberto Vanasco, que: Allí ya el soliloquio del poeta busca convertirse plenamente en coloquio. Allí ya el poeta busca participar directamente en el combate de denuncia y liberación. Allí el poeta busca comprometerse plenamente con la realidad, con el aquí y el ahora.

 

Para finalizar estas notas, digamos que en su conjunto el volumen de Trejo presenta diversas contradicciones muy propias de su momento de publicación y de años posteriores: ya que recoge en sus páginas poemas distintos y distantes; ya que, asimismo, se nos presenta como una acumulación heterogénea: por su diversidad temática y estilística, por su diversidad estética basada en el conflicto todavía irresuelto entre lirismo y prosaísmo, entre delirio y rutina, entre heroicidad y pusilanimidad, entre deseo y realidad. Contradicciones muy características del arte moderno, que son asumidas y tratadas con sarcasmo por el poeta, pues la poética de Trejo es una poética conflictiva, contrastante, crítica: una poética en crisis que expresa un mundo en crisis.

 

 

 

En apoyo de lo expresado, pasamos a mostrar algunos poemas del libro de Mario Trejo:

 .

Para partir, para llegar

 

También aquí se quiso huir

dejarlo todo atrás

reanudar el silencio

desbaratar una copiosa primavera

pasar por alto algo más todavía

 

Pero muchos años han pasado por este poema

con muertes y orgasmos

amores y guerras

soledad y dictadores

 

El tiempo es una paciencia

largamente presentida

y elástica

 

Ya no hay tiempo que perder

en mitos y melancolías

 

Ya no es tiempo de perder

 

 .

Plegaria nocturna

 

Esta agitada vida me lame como un perro

 

Caras sin enterrar

sueños sepultados

ojos porfiadamente abiertos

perfiles que acechan todavía

amenazas

cráneos de golpe

cabellos sin caricias

uñas que galopan desmesuradamente solitarias

hacia el amanecer después de la batalla

uñas que arañan pizarras y paredes

y no terminan de clavarse nunca

 

Oh pesadilla de náufrago

en una isla que es puro desierto

arena arena y médanos y arena

clavado a mediodía

solo a solas con el Solo

 

 .

 

El tiempo y sus adictos

 

 

 

América y yo

hemos estado haciendo tiempo

la mitad de la vida

esperando a la Gran Señora

 

Rabia paseada al sol

perseguida de norte a noche

Hasta cuándo habrá que esperar?

Funeral de los poemas insomnes

saciedad y estallido

haciendo tiempo estoy

gastando el tiempo

 

América mía dame tus quejidos

Revolución dame tus latidos

No importa que los años se gasten

y me gasten

Hombre usado

Poeta adicto

al tiempo que fabrico

tiempo que a otros servirá

El poeta y yo

viviremos siempre a la intemperie

 

Anuncios

26 septiembre 2015 - Posted by | AMADEO GRAVINO, MARIO TREJO | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: