EPANADIPLOSIS

Libros – Notas – Comentarios

CRUZADA LA GRAN CORRIENTE (Acerca de Jeton Kelmendi), por Jorge Oscar Bach

Jeton Kelmendi

Jeton Kelmendi

CRUZADA LA GRAN CORRIENTE
(Acerca de Jeton Kelmendi)

Por Jorge Oscar Bach

Jeton Kelmendi es periodista, poeta, dramaturgo y traductor. Nació en Peja en 1978. Inició su camino en las letras en el año 1999 con la publicación de su libro de  poesías El siglo de promesas. La mayoría de sus publicaciones son en lengua albanesa (gjuha shqipe) a la que actualmente se considera la representante de la rama ilírica [1] de la familia de lenguas indoeuropeas y a la que Kelmendi no abandona. Incluso recuerda a Illiria como sus orígenes.

Sigue orando por la humanidad
por los niños sin hogar
por tu sagrado suelo
que se llama
Illiria

La lectura del libro de poemas de Jeton Kelmendi Cómo llegar a ti mismo en español presenta la dificultad

Como llegar ti mismo

Como llegar ti mismo (Trad. Ricardo Rubio)

usual de leer a un autor de lengua albanesa en la que la palabra tiene amplia significación y difícilmente puede traducirse al español o al inglés sin hacerse extensa. Y la aproximación en español a la obra de Kelmendi la hemos hecho de la traducción que existe de ella al inglés. A pesar de la minuciosidad de la interpretación del poeta Ricardo Rubio, para la edición de la editorial La Luna Que, y del esfuerzo por respetar el contenido, la fuerza sintética del idioma albanés, lógicamente, se vio alterada. De todas formas el poder conceptual de la obra no sufre mella. Dice Carlos Berbeglia [2]:

“Jeton Kelmendi practica una poesía “directa”, que no redunda en metáforas u otros recursos similares para expresar lo que desea. Tal vez, por la experiencia de la guerra civil que sufriera hacia el final del siglo pasado, decanta un gran sentido de la humanidad y de dignidad, (…) En resumen, una poesía que no requiere una decodificación erudita o el recurso a las interpretaciones esotéricas, basta leerla y disfrutarla”.

Asimismo, Miguel Angel Bernao Burrieza [3] dice:

“Tras la lectura pormenorizada de varios de los poemas de Jeton Kelmendi, (…), cabe reseñar la expresiva emoción que el poeta traslada a sus versos, junto a un lenguaje rico en simbolismos y carente de frialdad. Poesía cadenciosa y llena de espiritualidad (…) Un gran poeta que honra su misma presencia en este mundo con un sentimiento repleto de belleza e inigualable armonía poética”.

Y así es. El poeta prefiere la expresión sencilla, cotidiana, como si el verso sugiera del natural devenir. De esta forma, la palabra es portadora de la verdad, de la belleza y es representación de lo que todo individuo guarda en su foro íntimo:

He visto por ahí
cómo la palabra
se convirtió en un hombre
tal como la Patria
necesitaba

La palabra es revelación.

Por otra parte, el título de la obra, Cómo llegar a ti mismo, nos enfrenta con la necesidad de superar prejuicios que provienen de las convenciones que propone el libro de autoayuda. Sin embargo, el Poeta Jeton Kelmendi tiene razón. Si bien no existen fórmulas prefijadas ni modelos para llegar a uno mismo, existen voces, imágenes, ideas, personas, hechos que forman parte de cada historia, de cada constructo personal que necesitan ser reconocidos, actualizados, entendidos, sanados para reencontrarse con lo que realmente se es. Distinto de la autoayuda, este encuentro no necesita de subterfugios; sino de llegar hasta el abismo profundo de la identidad; incluso, confrontando los dolores, los temores, las falsas creencias que, lejos de ser originales, se asocian, a partir de algún momento, y velan lo que la labor de la naturaleza y de lo divino forjaron.

Es que te llevaste todo lo mío
y lo arrojaste lejos de mí y de ti
Este es el vacío
al que siempre temí

Jeton Kelmendi y Ricardo Rubio

Sin embargo, esta travesía introspectiva no requiere de esfuerzos rudimentarios ni agresivos para llegar a la fuente. Este tránsito, como el del antiguo héroe épico, no consiste en un viaje de ida; es un viaje de regreso que propone atravesar encrucijadas y realizar elecciones.

El viaje fue muy largo
a lo largo de caminos
por los que ningún otro puede andar
Los crucé con rapidez
orientándome con tus signos

En Kelmendi, las respuestas transitan las sendas del arte, de la poesía.

Cómo decirte una palabra
una que sea mía, suave y cálida

Si estamos detrás de lo bueno
deberíamos hablar bellamente

El poeta propone a la poesía como elemento de reflexión, como parte de la vigilia que conduce a la observación atenta del entorno, de la historia y del yo actual para encontrar las explicaciones a las desviaciones, atajos, abismos que construyeron la individualidad:

Seguiré mi viaje
Es posible que mañana
llegue a mi destino
Quién pudo llegar tan lejos
le pregunté a un poeta
que apareció de pronto
mientras miraba lo invisible
Y con la suavidad de la mañana
llegué a la puerta del espíritu
Allí, dos rayos me esperaban
Hey, hombre
Nos encontramos otra vez
tú y yo y mi princesa
Ahora debo aceptar
que estás dentro de mí
Ambos somos yo

Al fin, la identidad del individuo no es lo que fue ni lo que será a pesar de lo que permanece como noción del yo. Una matriz básica constituye la esencia de cada persona; pero esta esencia no parece atada a la monotonía de la persistencia en materia de gustos, forma de vivir las emociones, de concebir la realidad. El tiempo, las experiencias, el entorno, la realidad presente transmutan concepciones y reacciones; sin embargo, la matriz de identidad con que la persona fue forjada emerge reclamando su imperio frente a la sensaciones de ausencia y vacío que generan la disconformidad con lo que en apariencia se es.

Se va paso a paso
a lo más profundo de la ausencia.

Dos ideas emergen entonces. La primera es que el poeta es un exiliado de sí [4]. Un ser al que un personaje o personajes acompañan en la lucha por la reconstrucción de la propia identidad que sufre y es amenazada por las sensaciones de dolor, de vacío y de ausencia. La segunda, que el poeta, a contrapié de la sociedad, invita a otros a realizar esta misma búsqueda ajeno al tiempo y al momento social; dado que, si bien, la persona es en un tiempo, en un lugar y en relación con otros, trasciende estas variables. Qué debería ser, se cuestiona Jeton Kelmendi en la poesía Dilema. De esta inevitabilidad deriva la lucha por el reencuentro con uno mismo y la permanencia en la identidad añorada.

Dijo el profeta: Soy una voz que grita en el desierto. Nada mejor para decir del artista, del poeta actual. Una de tantas voces que no siempre se considera merecedora de ser escuchada. De hecho, la voz de la poesía parece intrascendente dentro de los actuales torbellinos literarios y aun más dentro de la acucia, de la insignificancia que representa el hecho reflexivo en nuestra sociedad. Sin embargo, la voz de Jeton Kelmendi emerge con un tono cargado de esperanza:

Entrégalo todo hoy
para recoger algo
quizás más adelante

Byung-Chul Han, en La sociedad del cansancio, habla de un hombre que transita un cambio social que se evidencia en la forma de ver y de concebir su relación consigo mismo y con el otro. Transitamos la mutación de la sociedad disciplinaria de Foucault a la sociedad del rendimiento. Mientras que la primera se basaba en la negatividad, la segunda se asienta en la idea de la positividad. ¿Qué significa esto? En la sociedad disciplinaria, la negatividad representaba lo no deseable, aquello que por esencia debía ser corregido, mejorado, sanado. Así, son propias de esta sociedad entidades como hospitales, psiquiátricos, cárceles, cuarteles, etc. En la sociedad disciplinaria la lucha se mantiene contra un elemento externo que pretende destruir las bases individuales, institucionales y relacionales; es necesaria la discriminación entre lo normal y lo anormal. Es inherente a esta sociedad la prohibición y la obligación y, dice Byung-Chul Han, el verbo modal que la caracteriza es el “no poder” [5]. Para el individuo de esta sociedad son importantes el mandato, la ley y las prohibiciones que el cumplimiento conlleva de las normas. No es difícil pensar que la lucha de este individuo es el desarrollo de la creatividad de la obra artística dentro de los límites de lo no posible, del deber ser.

Por su parte, la sociedad del rendimiento, dentro de la cual todo es posible, es una sociedad de gimnasios, torres de oficinas, bancos, aviones, grandes centros comerciales y laboratorios genéticos [6]. Una sociedad preparada para la producción focalizada en la producción para sí mismo y no para el encuentro consigo mismo. El verbo que la caracteriza es positivo: poder sin límites. Sin embargo, es propio de esta sociedad la elaboración de individuos depresivos. El poder hacer está ligado al rendimiento y paradójicamente al deber hacer, ergo el nivel de productividad se eleva. Sin embargo, este individuo que todo lo puede permanece insatisfecho, pues todo lo puede obtener; pero la posesión del objeto deseado no asegura que lo pueda disfrutar. Aunque este individuo a diferencia del hombre de la sociedad disciplinaria goza de mayor autonomía, que podríamos calificar como positiva. Pero el hecho de centrarse en la búsqueda de aquello que lo satisface lo conduce al alejamiento del otro, asunto que desata la consecuente  atomización social y la lógica depresión individual.

How to reach yourself, versión en inglés de Peter Tase.

Jeton Kelmendi, en esta época de cambios, aparece como una voz amable y como dijimos, esperanzadora, que alerta al hombre con el lenguaje de la poesía, proponiendo la síntesis entre la sociedad disciplinaria y la sociedad del rendimiento y el encuentro de aquello que nos hace profundamente humanos:

Así comienza el silencio del sueño
en medio de una noche sabatina
El domingo y la palabra
esperan reunirse con nosotros

(…)

El tiempo está igual
que durante el peor invierno
Está empezando el cambio de estación
Estos son nuestros días
el flujo del tiempo, el amor lírico
los dones de Dios
Pero un verso no puede cambiarse
la palabra tiene sangre

Así transita lo que somos, entre lo mutable y lo inmutable, la necesidad y el gozo, hacia el entendimiento de nosotros mismos.

Es evidente que la única respuesta para esta acuciante realidad que atraviesa este ser humano de fuerte autonomía, positivismo, aislamiento y depresión es encontrarse a sí, llegar a sí. Y la única forma de lograrlo es migrar, cambiar la perspectiva desde la que se observa, para recordar, crecer, alcanzar su identidad.

En este tránsito, alegoría (reflexión) y realidad (reflexiva) se reclaman. ¿Cómo representar aquello que el poeta vive para que sea inteligible, accesible a la razón y al corazón de quien se aproxima a la poesía? Diría Aristóteles: propiciar la catarsis.

Atravesando países
cruzando campos, montañas, mares
cruzando todo lo que hay en el mundo
soy un viajero acompañado
por la noche y el día, amigos
con quienes pasé los minutos de mi vida
(…)
hasta encontrarte

En Jeton Kelmendi la identidad cobra un doble valor. Es el individuo el que recobra su identidad aproximándose al otro y a sus propias tradiciones.

Sé que nuestro padre en el cielo
nos mira con simpatía 

Tú di una palabra más en albanés
Dios bendiga a Arberia [7]

Jeton Kelmendi

Pero tampoco las tradiciones pueden sustentarse sino a través de la madurez y la aceptación individual. Es lógico pensar que  todo lo que las tradiciones nos han dado construyen al mundo desde nuestra singularidad. Hablando de la Madre Teresa de Calcuta, como persona que ha dejado su huella en el orbe, Kelmendi dice:

Durante los años
de aquel pasado frondoso
una maravilla albanesa vivió más allá de sí misma
con dos almas
una para Dios y otra para la humanidad
(…)
Fue más albanesa y aun más luz
para la humanidad

Y lo que somos, inevitablemente marca la vida de otros:

Nuestra Madre Teresa
En 1978 te llamó la paz
Madre, en ese año
vine a este mundo

Y más adelante afirma:

Inesperadamente concebidos
los sucesos tocaron la tierra
y de pronto
los ojos la trajeron hasta mí

Y es notable cómo tanto la historia individual, social, las tradiciones se construyen desde límites tan singulares y simples como el tiempo, el amor, la familia, la religiosidad a los que cada uno debe encontrar una respuesta que no es aleatoria sino que es parte de la vigilia, de la espera atenta…

Y así creció la espera
que inquietó la noche
Pero el sueño hizo algo maravilloso:
la evocó durmiendo conmigo libremente

Angustiado por el paso del tiempo…
Ignoro por qué tengo que envejecer
qué hacer para fluir como una fuente
y jamás llegar a viejo

Sin embargo, el fluir de la vida otorga respuestas impensadas ajenas a la reflexión y al entendimiento, mucho más que a la abulia de la resignación:

pero nunca has sido como eres hoy
(…)
Después
vendrán otras aguas, otros suelos
otro tipo de poeta con su propio fulgor.

Es evidente que, para el poeta, la identidad es más que un simple juego de coincidencias. Por esto mismo piensa y advierte:

Tú, guarda los recuerdos
llévalos en los viajes como ideas

No hay manera de atravesar el mundo si antes el individuo no se atraviesa a sí mismo. Cómo llegar a ti mismo, no implica el descubrimiento de una fórmula. Es inquietud:

Cruzada la gran corriente
estoy como la noche

Te encuentro
cada vez que entro
a mí mismo

Lic. Jorge Oscar Bach
Magister en Comunicación, Cultura y Educación por la UAB.
Profesor de Castellano Literatura y Latín.
Licenciado en Enseñanza de la Lengua y la Comunicación.
Ushuaia, Tierra del Fuego, República Argentina.
Febrero de 2017.

——————————-

.

.

.

.

.

.

BIBLIOGRAFÍA
BERBEGLIA, Carlos, https://epanadiplosis.wordpress.com/2016/12/15/jeton-kelmendi-carta-de-carlos-enrique-berbeglia-al-traductor/
BERNAO BURRIEZA, Miguel Angel, http://www.akademika.no/pensamientos-del-alma/jeton-kelmendi/9781291814323
BACH, Jorge Oscar, El personaje: el autor en el exilio, DC de Cariló, Ensayo, 07 de enero de 2016.
HAN, Byung-Chul, 2010, La sociedad del cansancio, Herder, Barcelona, 2012.
HAN, Byung-Chul, 2009, El aroma del tiempo, Herder, Barcelona, 2015.
KELMENDI, Jeton, 2010, Cómo llegar a ti mismo, La Luna Que, Bs. As., 2016.
Promotora Española de Lingüística http://www.proel.org/index.php?pagina=mundo/indoeuro/ilirio/albanes, Madrid, 2013.
———

 

 

 

[1] Illiria, territorio que hoy es parte de Croacia, Albania, Serbia, Montenegro y Bosnia.
[2] Carlos Berbeglia, poeta argentino, sociólogo y Dr. en letras.
[3] Miguel Angel Bernao Burrieza, escritor y poeta español.
[4] Bach, Jorge Oscar; El personaje, el autor en el exilio, ensayo.
[5] HAN, Byung-Chul; La sociedad del cansancio, Herder, Buenos Aires, 2012, pág 26.
[6] Idem 1, pág. 25.
[7] Arberia, durante la Edad Media, primer estado albanés.

Anuncios

22 febrero 2018 - Posted by | BYUNG-CHUL HAN, CARLOS ENRIQUE BERBEGLIA, JETON KELMENDI, JORGE BACH, JORGE OSCAR BACH, MIGUEL ANGEL BERNAO BURRIEZA, PETER TASE | , , , , , , ,

4 comentarios »

  1. Hola, les escribo pues los sigo y los felicito por lo publicado. Como soy escritora italiana y argentina  les pregunto ´cuales son los requisitos para que mis poesías y relatos (elegidos) se publiquen en Epanadiplosis.Desde ya muchas gracias,Lic. Maria D’Alessandro 

    El Jueves, 22 de febrero, 2018 19:20:12, EPANADIPLOSIS escribió:

    #yiv2506591285 a:hover {color:red;}#yiv2506591285 a {text-decoration:none;color:#0088cc;}#yiv2506591285 a.yiv2506591285primaryactionlink:link, #yiv2506591285 a.yiv2506591285primaryactionlink:visited {background-color:#2585B2;color:#fff;}#yiv2506591285 a.yiv2506591285primaryactionlink:hover, #yiv2506591285 a.yiv2506591285primaryactionlink:active {background-color:#11729E;color:#fff;}#yiv2506591285 WordPress.com | epanadiplosis posted: “CRUZADA LA GRAN CORRIENTE(Acerca de Jeton Kelmendi)Por Jorge Oscar BachJeton Kelmendi es periodista, poeta, dramaturgo y traductor. Nació en Peja en 1978. Inició su camino en las letras en el año 1999 con la publicación de su libro de  poesías El ” | |

    Comentario por Foro Inmigracion Abruzzesa | 5 marzo 2018 | Responder

    • Gracias, María, por tu comunicación. Envia tus textos en archivo adjunto en un correo electrónico a tuxmil@yahoo.com

      Comentario por epanadiplosis | 21 marzo 2018 | Responder

      • Hola quería saber si llego mi mensaje con la foto las poesías y una presentación del libro?. Desde ya muchas gracias. Quedo a disposición. Maria D’Alessandro

        Comentario por Foro Inmigracion Abruzzesa | 15 abril 2018

      • Hola: No ha llegado nada. Por favor repite el envío a tuxmil@yahoo.com. Muchas gracias

        Comentario por epanadiplosis | 15 abril 2018


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Revista Dársena Sur

POESÍA - NARRATIVA - ENSAYO

POESÍA UNIVERSAL CONTEMPORÁNEA

El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez. (Jorge Luis Borges)

SCA´Blog

Bienvenido a la pagina de Abre tus manos

Revista "La Quimera"

Espacio colectivo en donde el arte converge en una quimera.

elblogdelur

locuras, corduras, en fin... de todo un poco...

ESTATE UN RATO

MINI MAGAZINE ONLINE

cristian sabau

allez, allez, revenez...

EPANADIPLOSIS

Libros - Notas - Comentarios

~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

La letra pequeña crece

Cosas que se me pasan por la cabeza y que me atrevo a escribir...

La realidad alterna

Poesías, relatos, diario de sueños

DESPUÉS DE LA MEDIA RUEDA

Bitácora nostálgica, de un cubano que vive hace más de dos décadas en Suecia

Literatura en papel

Ensayos - Notas - Reseñas

A %d blogueros les gusta esto: