EPANADIPLOSIS

Libros – Notas – Comentarios

DOCUMENTAL: LA LUNA QUE Se Cortó Con La Botella (L.L.Q.S.C.C.L.B.)

ALGUNOS INTEGRANTES HISTÓRICOS:

Fundado en 1975 por Hugo Enrique Salerno y Omar Cao.

Isabel Corina Ortiz, Ricardo Rubio, José Luis Lamela, Tito Fariña,

Raúl Pérez Arias, Daniel Rodolfo Russo, Norberto Zuliani, Rubén Pergament,

Emilse Anzoátegui,  Miguel Ángel González, Leopoldo Real de Azúa,

Andrés Utello, Daniel Battilana, Carlos Kuraiem, Jorge Bach,

Domingo De Cristófaro, Sandra Queralt, Susana Brandán,

Gladys Edich Barbosa Ehraije, Nélida Delbonis, Zoraida Laveglia,

Marcela Giacobbo, Nélida González Montaner, Vanina Guilledo,

Elvira Otero, Martina Caracotche, Ayelén Correa,

Anahí Celeste Cao, Bichicome Lat, Pedro Chappa,

Leonardo Gastón Herrmann, Luis Sánchez Berazategui, Pablo Ábalos,

Celestina Di Biasi, Alba Díaz, Tania Dos Santos,

Sandra López Jachú, Mónica Caputo, Nicolás Stazzone,

Carlos Formigo, Norberto Barleand, Jorge Luis Estrella,

Roberto Di Pasquale, José Martínez-Bargiela, Norberto Alessio,

Gabriela Antón, María Amelia Díaz, Gino Bencibenga,

Susana Lamaison, Ricardo Malfa, Silvia Marina Crespo,

Juan Carlos Molinuevo, Shaia Di Pasquale.

 

REVISTAS PUBLICADAS:

La Luna Que Se Cortó Con La Botella (1976-1996)

La Luna Que (1996-2005) (33 números)

La voz a ti debida (5 números)

Cuaderno Tuxmil (20 números)

Cuaderno Squeo Sacronte Cisandino (Homenaje a Francisco Squeo Acuña – 24 números)

Boletín Pormenores (3 números)

Suplemento cultural del diario NCO “La Luna Que” (dos números).

 

https://lalunaque.files.wordpress.com/2015/09/documental-de-la-luna-que.jpg?w=416&h=589

Hugo Enrique Salerno – Ricardo Rubio – Omar Cao

Bodega del Café Tortoni (1984)

.

https://www.facebook.com/TVmatanzacultural

15 septiembre 2015 Posted by | ALBA DIAZ, ANAHI CELESTE CAO, ANDRÉS UTELLO, CARLOS FORMIGO, CARLOS KURAIEM, CELESTINA DI BIASI, CHAJA DI PASQUALE, DANIEL BATTILANA, DANIEL RODOLFO RUSSO, DOMINGO DE CRISTOFARO, ELVIRA OTERO, EMILSE ANZOATEGUI, GABRIELA ANTON, GINO BENCIVENGA, GLADYS BARBOSA, HUGO ENRIQUE SALERNO, ISABEL CORINA ORTIZ, JORGE BACH, JORGE LUIS ESTRELLA, JOSÉ MARTÍNEZ-BARGIELA, JUAN CARLOS MOLINUEVO, LEONARDO GASTÓN HERRMANN, LUIS SANCHEZ BERAZATEGUI, MARÍA AMELIA DIAZ, MARTINA CARACOTCHE, MONICA CAPUTO, NÉLIDA GONZÁLEZ MONTANER, NELIDA DELBONIS, NORBERTO ALESSIO, NORBERTO BARLEAND, NORBERTO ZULIANI, PABLO ABALOS, PEDRO CHAPPA, RAUL PEREZ ARIAS, rICARDO mALFA, RICARDO RUBIO, ROBERTO DI PASQUALE, RUBEN PERGAMENT, SANDRA LOPEZ JACHU, SANDRA QUERALT, SILVIA MARINA CRESPO, SUSANA BRANDAN, SUSANA LAMAISON, TANIA DOS DANTOS, VANINA GUILLEDO | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

LETRA MARGINAL, novela de Leonardo Gastón Herrmann. Comentario de Ricardo Rubio.

Letra Marginal

La literatura narrativa castellana de importancia comenzó con una nouvelle o novela corta: El lazarillo de Tormes. También El lazarillo de Tormes es un trabajo de índole social: desnuda el hambre que sometía a los campesinos y las torturas de los ya entonces nuevos modelos de esclavitud. La diferencia más destacada de aquélla con “Letra marginal”, es que de esta última conocemos a su autor: Leonardo Gastón Herrmann, quien, además de haber remedado el inicio de las letras castellanas, lo hizo con un lirismo que el Lazarillo no tuvo más que en alusión o paisaje, y también lo hizo, Leonardo, con una circunstancia que en tiempos del Lazarillo era el común denominador en el viejo mundo, donde resultaba imposible luchar contra el poderoso. Si bien estos tiempos modernos, humanitariamente hablando, no difieren mucho de aquéllos, hoy tenemos la posibilidad de escribir un libro, publicarlo y ponerle nuestro nombre. El Lazarillo es un texto anónimo.

En nuestro tiempo existen leyes que, si bien no se cumplen a raja cinchas, hacen dudar de vez en cuando a algunos señorones. Dudas que surgen del temor a que parte del “plan” se dé vuelta o a que algo no resulte como estaba previsto en lo pactado a ocultas de toda luz.

Sabemos por las noticias -entre otras cosas que también conocemos-, que el gobierno formoseño, forzado por latifundistas, niega los derechos de espacio vital a los tobas, los habitantes originarios, y decir esto significa decir que alguien alguna vez llegó, echó a los tobas, porque tenía la fuerza, el número, las armas, y decidió que esas tierras le eran propias por el designio de la prepotencia, y ninguna ley parece alcanzar para iluminar esta oscuridad.

Cómo escribir que un hombre nacido en esta tierra, en este siglo, no pueda disponer de un lote para morar mientras dure su vida, cómo llevarlo a la ficción no ficción, cómo traerlo a la literatura y darle una fuerte dosis de poesía al lenguaje que lo exprese, cómo lograr que no pierda en ningún momento la línea argumental y se transforme en un manifiesto, cómo hacer para que ese argumento tenga sentido. La respuesta está en Letra Marginal, que bucea en la “resurrección”, palabra comprometida y con una fuerte connotación social en los labios -en este caso, en la pluma- de Leonardo Herrmann.

Leonardo Gastón Herrmann

La estructura de la novela está fraccionada en 14 capítulos titulados, casi todos estos capítulos están divididos en subcapítulos solamente numerados y con acápites, mayormente pareados poéticos, creaciones también del autor. La poesía de estas citas se corresponden subjetivamente con la actividad poética de Herrmann, quien, además, todos sabemos es artista plástico, lo que hace que su palabra también dibuje mientras leemos. Si debiéramos trazar una correspondencia, diríamos que es impresionista por el modo con el que da una pátina de lírica a un tema tan flemático; diríamos también que es naturalista, porque sus diálogos son crudos, reales, vehementes; y podríamos decir que es sanguíneo, porque advertimos que en su íntimo fuero arde el lamento y florece la denuncia, como única salvación por el orden, dentro del desorden al que nos arrastra la vida.

No es “Letra marginal” una visión dramática de la vida, no; es una visión patente de muchas vidas, una visión real, no un espejismo, una visión que toma cuerpo a pocas cuadras de cualquier parte, y se manifiesta en estas hojas como pinceladas de indignación. Las metáforas que acompañan a muchos de los personajes dentro de Letra marginal, ayudan a celebrar la vida o, en todo caso, a insistir en ella.

 

Ricardo Rubio

Ricardo Rubio

 

8 mayo 2011 Posted by | LEONARDO GASTÓN HERRMANN, NOVELAS, RICARDO RUBIO | , , , | Deja un comentario